//judo.itsicap.com/wp-content/uploads/2021/01/DSC_2152-2.jpg

El judo, originario de Oriente y desarrollado por Jigoro Kano en 1882 a partir del Ju-Jitsu, es un deporte que ha ganado gran popularidad. En 1964, el judo masculino se incorporó como disciplina olímpica, seguido por el judo femenino en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992.

A diferencia de la percepción común, el judo no es un deporte violento; busca la máxima eficacia con el mínimo esfuerzo y se divide en dos partes: trabajo en pie (NAGE WAZA) y trabajo en suelo (NE WAZA). Los judokas buscan el IPPON en los combates, que representa la victoria a través de una proyección limpia, inmovilización o por el abandono del oponente.

Este deporte es accesible para personas de todas las edades y niveles de condición física, ofreciendo beneficios como desarrollo muscular equilibrado, equilibrio emocional y psicológico, autocontrol, confianza y seguridad. El judo es inclusivo, practicable desde los 3 años en adelante, tanto por hombres como por mujeres, y promueve valores fundamentales como el respeto, la educación y la cortesía. La comunidad judoka fomenta la amistad y el trabajo en grupo, haciendo del judo una elección versátil para acondicionamiento físico, autodefensa o competición.

//judo.itsicap.com/wp-content/uploads/2021/01/DSC_2475-3.jpg